Consejos para elegir las cortinas de la cocina

La cocina puede que sea uno de los lugares más transitados dentro de una casa. Desayunamos, comemos, cenamos… En definitiva, pasamos una gran parte del tiempo que permanecemos en la vivienda.

Es por esto que ha de ser un lugar práctico y cómodo. Ambos adjetivos no están reñidos con el diseño, por lo que puede ser también una estancia llena de estilo y reflejo de nuestros gustos.

Son diversos los elementos decorativos que podemos añadir a esta estancia pero, sin duda, las cortinas de la cocina son la guinda del pastel. Según la tela que elijamos, así como su estampado o estilo harán de esta zona un lugar acogedor donde pasar horas y horas. 

Como siempre decimos, estética y funcionalidad van de la mano a la hora de elegir las cortinas ideales para vestir nuestras ventanas. Veamos qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestras cortinas para cocina ideales.

Tamaño de la cocina

Como siempre, cuando hablamos de decoración el tamaño sí importa. Las dimensiones de la estancia dedicada a la elaboración de las recetas más ricas son determinantes en el momento de elegir unas cortinas.

Cuando nos enfrentamos a zonas pequeñas los elementos que utilizamos para aportar estilo pueden convertirse en los mejores aliados y, a través de la perspectiva, aportar sensación de amplitud.

Las cortinas son una de las piezas más indicadas para conseguir esa sensación de espaciosidad. Cuando nuestra cocina es pequeña es evidente que debemos huir de los tonos oscuros o telas con estampados recargados pues lejos de aportarnos amplitud, la sensación más predominante será el agobio. En estos casos, lo ideal es optar por colores claros y tejidos transparentes. 

En la actualidad podemos encontrar en el mercado tejidos con un sinfín de diseños  fáciles de lavar, característica que siempre tenemos que buscar en las cortinas para la cocina.

Telas para las cortinas de la cocina

Antes decíamos que la cocina es una estancia frecuentada y en la que pasamos bastante tiempo por ello, las telas que elijamos para las cortinas deben ser duraderas y fáciles de lavar ya que pueden ensuciarse con facilidad. 

En la cocina hemos de tener en cuenta las continuas amenazas a las que se encuentran expuestas las cortinas: vapor, humo, grasa, humedad… Todos ellos, agentes contrarios a materiales sensibles y delicados. Por lo que las cortinas de la cocina deben ser de algodón, poliéster o telas ignífugas como por ejemplo la fibra de vidrio para evitar cualquier riesgo de incendio.  

Si optas por un material como la fibra de vidrio te recomendamos instalar estores en lugar de cortinas por su fácil montaje y mantenimiento pero, sobre todo, por su resistencia.

Cortinas lavables

Será muy fácil que nuestras cortinas se manchen con alguna salpicadura mientras cocinamos y haya que lavarlas con cierta frecuencia. Además de elegir un tejido lavable y resistente, también tenemos que tener en cuenta su montaje. Debe ser sencillo descolgarlas para limpiarlas y volverlas a colgar. 

Si bien es cierto que desde el primer momento que busques cortinas para la cocina solo te mostrarán aquellas que son lavables nunca está demás que eches un ojo a su etiqueta con el fin de comprobar que, efectivamente, estas pueden limpiarse sin complicaciones. 

Seguro que mientras hablábamos de cortinas para la cocina en tu mente han permanecido esos estampados característicos como alimentos, utensilios propios de esta estancia o cuadros rojos y blancos… Dibujos típicos eso sí, pero que han quedado atrás pues hoy en día podemos encontrar un sinfín de diseños atractivos y atrevidos para las cocinas. 

Si estás pensando en cambiar las cortinas de tu cocina porque te has cansado de los motivos culinarios propios de esta estancia, en estoronline.com contamos con un amplio catálogo. Contáctanos, estaremos encantados de cambiar el look de tu cocina. O si lo prefieres, también puedes solicitar nuestras muestras para visualizar “in situ” cómo quedaría el tejido y el color en tu estancia.